martes, 1 de marzo de 2016

Ciberpunk



Antes de empezar a hablar sobre los alcances y contenidos del ciberpunk (o cyberpunk, para lo que prefieran su grafía en inglés) es necesario ahondar un poco en su naturaleza, aunque sea de manera rápida, para dejar por sentado algunos conceptos básicos sobre los cuales desarrollar las futuras publicaciones. Hay mucho material en la red sobre el tema, así que no pretendo extenderme demasiado en este apartado ni sentar cátedra sobre el tema, y por lo tanto me limitaré a hacer unas cuantas claridades indispensables.

Hecha la aclaración, es conveniente empezar por señalar que con el tiempo el término ha llegado a tener múltiples significaciones, que varían según a quien se le pregunte, lo que no impide que exista cierto consenso general sobre su naturaleza y sus características. En este blog pienso usar dos de dichas significaciones de forma recurrente, la primera, hace alusión al ciberpunk como un subgénero de la ciencia ficción, de contenido futurística y distópico, caracterizado por un escenario en el que se fusionan grandes avances tecnológicos con una sociedad profundamente degradada, en la cual la mayor parte de sus habitantes tiene un muy bajo nivel de vida.

El mismo término -ciberpunk- expone con claridad este contraste, al estar conformado por la unión de las palabras cibernética y punk, donde la primera hace referencia al acelerado avance de la tecnología y a la interacción de la misma con los organismos vivos, y la segunda a un entorno social caótico, erosionado y con cierto carácter nihilista, tal como el que se asocia por tradición con dicho movimiento de rock. Otros elementos que definen el género, o que al menos se encuentran frecuentemente asociados con él, son el enorme desarrollo de las tecnologías de la información y de la red mundial de comunicaciones, la existencia de la inteligencia artificial, una profunda desigualdad entre clases sociales, y la primacía de los intereses particulares sobre el bienestar general.

Gracias a su popularidad inicial, esté subgénero de la ciencia ficción logró trascender del entorno literario, llegando a otros medios y entornos, como el cine, la televisión, los comics y los juegos de rol. Experimentando un especial auge entre la segunda mitad de la década de los ochenta y la primera mitad de los noventa, para luego caer en el aparente olvido durante más de una década, para recobrar un poco de relevancia en años recientes, especialmente en el campo de los videojuegos.    

Por otra parte, la segunda acepción del término que resulta relevante para este blog es aquella que hace referencia al movimiento cultural generado a partir del mencionado subgénero de ciencia ficción. Así, el movimiento ciberpunk -o subcultura ciberpunk- se caracteriza por defender aspectos como el libre acceso a la información, la lucha contra la desigualdad social, y la utilización de la red mundial de comunicaciones como una herramienta de carácter social y político, siendo asociado de manera general -por esta última razón- con el movimiento hacker.

Si bien la primera concepción de ciberpunk, como subgénero de la ciencia ficción, es la que más se pretende explorar en este blog, tanto en su carácter literario como en otros medios audiovisuales, la segunda no será desatendida por completo, y pienso dedicarle igualmente algunos comentarios, especialmente en los aspectos relacionados con la cultura de la red y con la libertad de información. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada